Es un ejemplo de visita virtual personalizada a un chalet individual preparado por deseo de los propietarios para sus objetivos y estrategias personales. Según explicaban, ellos piensaban en los siguientes términos:

Cercanía social física se transforma por una cercanía social digital.

Aislamiento social, miedo a la muerte, incertidumbre… “Quédate en casa”.

Distanciamiento social: Es una nueva regla.

COVID-19 ha impactado a la forma de vida, el comportamiento y los negocios.

El cliente ahora más concienciado hacia higiene y salud

La gente raramente compra lo que necesita. Compran lo que quieren.

Los consumidores son más exigentes.

Mentalidad del consumidor después del COVID. Nuevas demandas de consumo. Nuevas prioridades del consumidor después del COVID: SEGURIDAD, SALUD, HIGIENE, DISTANCIAMIENTO SOCIAL.

Es una potente arma de marketing que tiene efectos mágicos: permite atraer el cliente, retenerlo, despertar emociones, destacarse y ser visible.

Es una invitación para conocer la casa, sentirse ya familiarizado con ella, saber lo que hay dentro y lo que le espera. Genera clima de confianza, de empatía y de cercanía. Hoy es importante estar PRESENTE, ser RELEVANTE y añadir VALOR.

Todo contacto físico limitado. Esto desencadena la necesidad de buscar una cercanía de forma digital.

VISIBILIDAD. Factor clave de cualquier negocio.

Visita virtual despierta la emoción y la emoción lleva a la acción. Visita Virtual provoca una RESPUESTA EMOCIONAL, que despierta recuerdos, ganas de actuar. El corazón tiene razones que el cerebro no entiende.